domingo, 19 de mayo de 2013



La motivación en los deportes de equipos

Una las principales de la Psicología del deporte es la motivación.  Últimamente ha cambiado mucho los estudios en la psicología. El objetivo que queremos saber es como los entrenadores dan esta pequeña motivación de forma exitosa a sus jugadores.
El entrenador dentro de la faceta de los deportes de equipos, es un técnico deportivo en el cual intenta transmitir energía, furor, intensidad, animando a sus jugadores, es una figura motivante dentro de los deportes colectivos e individual. Es muy importante que conecten con sus jugadores para ayudar a enfrontar sus problemas como frustraciones entablando relaciones entrenador-jugador, de no ser así puede tener efectos negativos en el jugador, pensando que ya no cuenta para él. También pasa lo mismo en un jugador lesionado, pues el entrenador también debe entablar relación con él, para que vea lo importante que es dentro del grupo, este lesionado o no. Los asesores también deben de tener un punto de sensibilidad hacia los jugadores lesionados o veteranos, dándoles conversaciones para evaluar sus opiniones acerca de los aspectos tácticos o el desarrollo del juego.
Tiene que saber planificar los objetivos del equipo y hacerlos con éxito, porque aquellos que tienen unos objetivos claros y fijados, les va a crear a sus jugadores un nuevo estimulo llamado un “sueño”, este sueño puede verse arropado por sus jugadores quienes sienten el mantenimiento de este sueño o mantener esta idea, es muy importante que los jugadores reúna con los objetivos establecidos por el entrenador para cumplir este sueño. Actualmente se ha desarrollado la paciencia y es una virtud muy positiva, antiguamente los jugadores respetaban al entrenador por su presencia física, pero actualmente le respetan por su paciencia.
Aparte de que lo más importante de un entrenador es dar estímulos y animar para proporcionarles una mejora en los diferentes aspectos como físico, psíquico y técnico. Hablaremos también lo importante que es el éxito, según dice John Wooden: “El éxito es conseguir la tranquilidad mental resultante de haber hecho todo lo posible para llegar a ser lo mejor que eres capaz de ser”. Muchos entrenadores inculcan en el papel psicológico para desarrollar las habilidades psicológicas de sus jugadores, para que jueguen bien. Todo esto deberá demostrarlo con sus habilidades mentales o destrezas psicológicas, mediante los principios ICE (cuadro 1).



Un entrenador aparte de ser una pieza fundamental, también deberá tener algunos conocimientos sobre algunas habilidades psicológicas importantes a desarrollar como la concentración, la inteligencia, la confianza, el entusiasmo, la calma y por último el control.
Los principios ICE:
·         El entrenador deberá de enseñar a sus jugadores a que se olvide del mundo exterior y que este concentrado en lo que está haciendo o lo que debe hacer.
·         Hay que aplicar la inteligencia también, hay un dicho “juega duro y con inteligencia”, eso significa que hay que estar en el juego sabiendo cómo responder en cada situación. También se necesita enseñar a que se reenfoque para una mejora de la concentración y control de sí mismo.
·         Para que tengan confianza hay que ayudar a que estén completamente mentalizados tanto físicamente como psicológicamente para rendir el partido a un buen nivel.
·         El asesor deberá crear un buen ambiente dentro del equipo, y también debe saber transmitir que solamente es un juego donde hay que pasarlo bien y disfrutar, es decir, con entusiasmo y entretenimiento.
·         Los jugadores a veces pierden la calma y se ponen muy nerviosos o provocan furor, estos aspectos hay mejorar, haciéndoles mantener la calma.
·         Por último, el control es otra habilidad importante para el entrenador, por el cual preguntara a sus jugadores en que pueden controlar, para descubrir sus respuestas.

Estas habilidades psicológicas que hemos nombrado anteriormente, se encuentran dentro de la motivación cómo refuerzos positivos. Pero no todo van a ser elogios o halagos hacia ellos, un entrenador también puede reñir a los suyos cuando es necesario, conviene ser críticos y exigente pero de forma constructiva, para cumplir sus retos. También deberá ser respetuoso con los suyos (jugadores, directivos, aficionados, etc.) hay que desarrollar un respeto mutuo entre ellos, es una de las cualidades más importantes a tener en cuenta. A continuación demostraremos un cuadro sobre 20 factores, en el cual el entrenador provoca respeto en sus jugadores lo podemos ver en la tabla 1.


Aunque en los próximos años habrá más habilidades psicológicas, tanto para entrenadores como para los jugadores, que estarán relacionadas con el control, para posteriormente tener un mayor control efectivo. Las próximas habilidades psicológicas que deberán aprender serán los siguientes: Planificación y preparación, Planificación del tiempo, Comunicación: hablar y escuchar, Control de los pensamientos: positivos versus negativos, Control emocional: calma y tranquilidad, Control del estrés, Concentración: control atencional, Energía: mostrar entusiasmo, Establecimientos de objeticos: individuales y de equipo, Asertividad: liderazgo y Visualización imaginada.

En cuanto a conclusión podemos decir que el entrenador es una pieza fundamental para la motivación en los deportes de equipos, es muy importante que transmita a los jugadores la motivación para que se sientan motivados en sí mismo, porque realmente siempre funciona. También es importante las relaciones entrenador-jugador, para que el asesor reflexione sobre el trabajo con sus jugadores.
En mi opinión veo que este articulo es muy importante para los entrenadores, ya que da unas claves muy importantes para que les enseñen a sus jugadores o a sus deportistas a estar motivados tanto físicamente como psicológicamente y a desarrollar habilidades psicológicas importantes para cuando este dentro del juego.

Referencias bibliográficas:

Halliwell, W., La motivación en los deportes de equipo,  Apunts: Educación física y deportesNº 35, 1994págs. 51-57

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada