jueves, 16 de mayo de 2013



El poder de las palabras

Las palabras pueden tener un efecto brutal en un contexto adecuado. Son muchos los discursos que han inspirado naciones y gestas, por eso, queremos hacer una pequeña reflexión acerca de discursos y videos motivacionales (en el deporte) que nos parecen muy interesantes.
En  una pequeña introducción queremos explicar cómo estos videos se desarrollan y atienden a un denominador común. El primer denominador común que encontramos evidentemente es el deporte, pero es sorprendente ver como todos los videos versan sobre llegar al alto nivel y ganar. No hemos podido encontrar ningún video que verse sobre la propia práctica, sobre la recreación de competir o el propio deporte, si es cierto que referencias a la superación personal son omnipresentes en cada video, pero son continuamente ligadas con un objetivo externo como el ganar.









Después de ver los videos volvemos a recaer sobre la misma opinión, no hay ningún video que aluda a la superación por la superación, no sin un objetivo materialista o de logro. El éxito se ha convertido en nuestra única motivación y cada vez mas marcas comerciales se apoderan de esta “motivación” para promocionar sus productos. Podemos ver también que no es gente cualquiera la que mueve este espíritu, solo gente en la elite parece capaz de promocionar la motivación hacia el logro.
En Hollywood pasa lo mismo, no hay mejor promoción, ni escena más emotiva, que un discurso motivacional antes del gran partido. Otra vez, podemos encontrar una intención comercial vendiendo  la motivación deportiva y explotándola como un recurso cinematográfico.
¿Podemos buscar la motivación en lugares donde el éxito deportivo, patrocinadores y Hollywood no lleguen? ¿Sería posible encontrar la motivación por la propia práctica (siempre que no seas un niño y disfrutes jugando)?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada